¿Alergia a la leche?

358207154_30ac0196c7_oRecuerdo que de pequeña me negaba a desayunar. Cada mañana, tras tomarme el vaso de leche comenzaba a sentirme mal: tenía naúseas, a veces vomitaba, me dolía la barriga… Pero los médicos no encontraban nada raro.

Empecé a rechazar la leche y los yogures, aunque seguí tomando otros lácteos, y con el tiempo además de problemas gastrointestinales, tenía la piel muy seca, rinitis alérgica y fuertes migrañas. Aún así nada me hacía sospechar que estos síntomas pudieran tener relación entre ellos, ni mucho menos con la leche. Además, ningún médico sugirió nunca nada al respecto…

No fue hasta hace un año, al acudir a un laboratorio donde hacen pruebas específicas para intolerancias alimentarias, cuando descubrí que tenía alergia a varias cosas, entre ellas, a la proteína de la leche de vaca.

No tenía ni idea de qué podía comer hasta que descubrí las diferencias entre la alergia a la leche y la intolerancia a la lactosa, ya que son dos cosas bastante diferentes y, además, afectan a más gente de la que creemos. Aunque, curiosamente, hasta hace bien poco apenas se oía hablar del tema en España…

Lo bueno es que en el momento que suprimí los lácteos (cosa algo complicada, para ser sincera) todos los síntomas que mencioné antes mejoraron. Así que, aunque gobiernos, empresas y medios de comunicación nos la vendan como un alimento insustituible, ¡¡cuidado con la leche!!

Si has tenido una experiencia similar estaré encantada de que la compartas aquí, ¡gracias!

Más infomación:

Alimentación para intolerantes a la leche

La leche de vaca… es para los terneros

Consejos para el paciente alérgico a la leche de vaca

20 cosas que deben saber los familiares

  1. 20-cosas-familiares-fmAunque la Fibromialgia “no se vea”, sí es real.
  2. Aunque a tí te pueda parecer que tu familiar hace poco para sentirse mejor, lo cierto es que puede estar poniendo el mejor de sus esfuerzos.
  3. Si tu familiar acepta realizar alguna actividad que le exija mucho esfuerzo, puede desencadenar un brote.
  4. Tu familiar no es apático.
  5. La Fibromialgia es una enfermedad difícil de entender y, hasta ahora, imposible de curar; pero es tratable.
  6. La Fibromialgia no es un problema psicológico.
  7. Es normal que tu familiar pueda hacer algo hoy y mañana no.
  8. Es importante que ayudes a tu familiar a evitar el estrés.
  9. Tu familiar experimentará muchos cambios que debes aceptar.
  10. Una de las mejores cosas que puedes hacer para ayudar a tu familiar es INFORMARTE.
  11. Tu familiar puede evitar tener contacto físico contigo, no se lo tomes a mal.
  12. Contar con tu apoyo y comprensión hará que tu familiar se sienta mucho mejor.
  13. La fatiga de la Fibromialgia no es como el cansancio común.
  14. Lo exprese o no, tu familiar sufre.
  15. Tu familiar podría olvidar cosas o tener dificultad para concentrarse.
  16. Tu familiar no es perezoso.
  17. Tu familiar sigue apreciándote.
  18. Para tu familiar significará mucho que le ayudes incluso con las cosas más sencillas.
  19. Acompañar a tu familiar a sus citas médicas es una de las mejores maneras de apoyarlo.
  20. Un buen sistema de comunicación en la familia es vital.

Fuente: Fibromialgia y Artricenter

¡Descubre lo que puedes llegar a ser!

Sabemos lo que somos

No soy invisible…

nosoyinvisible

Más info: Petición de ayuda a políticos, sanidad y servicios socilales – FM, SFC/EM, SQM, EHS